Día-N menos 5.

Las NN.UU. declararon al 20 de noviembre Día Universal del Niño. Desde los blogs de Paco Sánchez y Nacho de la Fuente se organiza esta blogocampaña para que ese día haya tantas entradas con el título “Pornografía Infanitl NO” (etiquetadas con jerga pederasta) como para que los motores de búsqueda incluyan -por saturación- el mensaje entre sus resultados.

Aunque parezca inconcebible hay detractores de la campaña. Una de las objeciones que justifican estos crímenes inhumanos, deshumanizadores, es la teoría de la inevitabilidad: Asumiendo ese extremo más benévolo, de que más que una enfermedad es una adicción, los que estén luchando contra ella, pueden encontrar en el mensaje/afiche el glimpse que les sirve a los adictos como hilo de razón al que agarrar su voluntad para no recaer esa vez.

Vodpod videos no longer available.

Otra pega que conversamos con alguien, “¿cómo vas a estar queriendo decirle a la gente qué ver? con ver no haces nada”. Toda persona tiene todo el derecho de ver lo que prefiera, bien. Nadie es quién para ordenarle nada, vale. Y al final pues, ver no es lo mismo que hacer. Parece que habrá que acabar dándole la razón a los críticos de la campaña…

Sin entrar en las muchas razones que matizan las “concesiones” del párrafo de arriba, hagamos un ejercicio ¿qué tal si hubiera un promotor que ofrece un servicio por suscripción a un espectáculo semanal en directo vía web? Todos los miércoles a las 11, un hombre de edad media se le acercará a un niño o una niña en la calle y le pegará un tiro en la cabeza. Los del club de los miércoles no harían más que ver, talvez como mucho pagar una couta.

Pero el miércoles que viene le dio… pues por ejemplo, ébola, al equipo de producción y los del club no pudieron mirar nada. Ese día, la diferencia entre ver y no ver fue un niño menos en la morgue… Pero tiremos aún más de la hilacha. Los del club, enfadados por el no show cancelan su sucripción y deciden no volver a ver más ese web. El promotor por lo tanto, después de 2 meses sin ningún veedorcierra su web y desde el siguiente miércoles no ver significará 52 niños muertos menos al año.

Sí es una historia fantástica y por lo tanto improbable, pero el daño que le causan a la vícitma de cadaacto pederasta es real, monstruoso y atroz. Las víctimas, además tienen que vivir con el tiro en la cabeza el resto de sus vidas. Los más afortunados, con la herida ya cicatrizada después de un largo y tortuoso camino terapéutico.

Encuentro inconcebible oponerse, so pretexto de inutilidad, inocuidad o ingenuidad, a una iniciativa que se asume como propia con naturalidad. Pero aún imaginando que tuvieran razón, qué daño les hace a los que invocan estos prejuicios. Llegando al último renglón, entre los que concebimos la pederastia como un crimen aborrecible, claro, igual que lo decía esta entrada ¿no es mejor que no hacer nada?

Circula ya una “colección filatélica” con la que podemos agregar el cartel de la campaña en forma de estampillas (sellos) a nuestros correos-e, entre hoy y el 20-N. Mientras más gente lo sepa, y publique en sus blogs, perfiles de redes sociales y demás, más inundados estarán los buscadores el Día Universal del Niño. Desde flickr se pueden desacargar en tres tamaños y ocho idiomas (sólo el cartel o con los colores del idioma). También la hoja completa:

Publicado por: Francisco Molina M. 15nov08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s