+ vitamina Sé de L. Abadía. Y la fuerza G.

Paco Sánchez le sigue el paso al Profesor Abadía y nos cuenta la última andanza:

Esta es la  columna inaugural de su nuevo espacio en ADN. A propósito, el diario de Planeta es el cuarto con tirada nacional del mercado español de prensa gratuita, y otra prueba circulante de la acertada visión de Don Alfonso Nieto, también en este sector. La editora -Página Cero- controlada por el conglomerado de los libros y los coleccionables, implica también a varias cabeceras locales importantes. Así promocionaron su lanzamiento:

Volviedo a Don Leopoldo, hoy nos traduce y explica –por gravedad– la sobrevendida reunión de Washington para la “refundación del capitalismo“, que además de unos cuántos colados tuvo más expectación que espectáculo. Francisco Aldecoa opina que este renacimiento será real, puesto que ya era también necesario antes de la crisis. En el portal oficial de la cumbre pueden consultar o archivar la declaración final.

Al margen de que España se merezca un asiento entre los que deciden, el revuelo que causó esa pulsera fluorescente que Zapatero le cameló a Sarkozy para entrar en Washington, es otra prueba de que como decimos por aquí, “nos perdemos en lo parejo”. Sin duda habrá que seguir oyendo de tal controversia y retomar el debate cardinal de las ges (7+1, 8, 20, 77, 21,22…) a finales de abril en Londres.

Todavía no aclaramos qué acciones toman o cuáles deben corregir los países latinoamericanos. Las autoridades hondureñas, por ejemplo, parecen tener muy bien humectada la punta del dedo índice a la hora de decidir. Aquí también cuenta el CH-7, cuya tercera cumbre terminó ayer en otro brindis al sol con impredecibles posbilidades de concreción. Eso sí, les apuesto 1 millón de sucres (futuros del ALBA), a que es suficiente combustible para quince días más del circo de los despistes de estos países en el albero.

Un amigo que en sensatez tiene una enfermedad como la Robin Williams en Jack, dice que la gravedad de las cosas la acaba revelando la gravedad. Veremos dónde y en qué para la fuerza G de la economía, acelarada por el vector codicia desregulada. Y con tantas Gs por definir, vigilaremos expectantes la nómina de los CPOs del nuevo mundo global, y más de cerca, el influjo de la fuerza Che en los países más erráticos de Latinoamérica.

Con esto de las incontables ges, surgió una asociación mental con los 80 (inconexa como tantas), y a eso viene este producto nostálgico:

hebrajena_separador Thanksgivig’s street flavor.

 Publicado por: Francisco Molina M. 27nov08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s