217.

Hace 17 días el vigente Blasillo de Huesca, hablaba del mal de toalla. La costumbre no escrita… y si lo personalizamos, no escribiente de dejar blogs a la deriva entre tanto ciberdetrito punto com.

Fue como uno de aquellos latigazos juveniles que chasqueábamos en la espalda de alguien con un rápido ejercicio de extensión-flexión del antebrazo, toalla en mano. Los propósitos, sucesivamente post… puestos en espera (on hold queda mejor, pero seguimos apostando por el español) se apilaron y hoy toman la forma de un nuevo giro de rueca de nuestras palabras al huso.

En este mundo nuestro de pulgares que surfean entre el estrés y la aventura para hacer el tetris de 160 caracteres en un sms, y en el que podamos las ideas para twittearlas en 140 teclas, encaramos hoy el reclamo cobloguero con el mismo espíritu deportivo de letras y palabras acotadas, contadas y remezcladas.

Y así creamos el patrón de un diseño compacto para el telar del blog, que tiene esta mágica, fantástica, inefable y concreta cifra: 217. Ni más ni menos, por una razón tan sencilla como plena: porque (la forma más breve de resumir y expresar la voluntad libre que decide).

¿Los hilos? Todo lo estampable ¿la técnica? La misma a la que apuntamos y apuntaremos ¿El rumbo? Siempre+2–> 17.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s