Después de las Matemáticas

Como todas las lenguas, el inglés tiene palabras que suenan bien por sí solas, eufónicas diría con precisión una que suena… a sí misma, pero que para algunos queda un poco pendatona. Y digo que suenan bien por sí, porque para los no anglohablantes sólo suenan, aunque no entendamos exactamente qué significan.

Es el caso de AFTERMATH, con esa th labiodental que no es ese, ni zeta, ni de, sino th inglesa. Creo que ya pasadas las 20 velas del pastel descubrí que aquello no quería decir literalmente «después de las Matemáticas», aunque parece que algo hay de ello en sus orígenes.

Y aunque a muchos con unos cuantos alelos periodísticos el directo nos apasiona, es en ese momento después de las Matemáticas donde corremos el riesgo de recrearnos hasta más de la cuenta, dispersarnos más y no conseguir elegir la mejor línea de análisis y resumen que nos ayude a entender mejor las cosas y -cuando podemos- explicarlas mejor a los demás.

El vagón-bar hoy nos dio vía a la nube del aftermath del discurso de Obama a la que le encontró forma Alfonso Vara.

Mosaico navegable en el washingtonpost.com

Mosaico navegable en el washingtonpost.com

Los estadounidenses que lo cuentan todo, han repetido periódicamente que la aritmética de la promesa presidencial –oath, otra palabra eufónica- da 35 desde hace más de 200 años, pero ya en el aftermath cabe decir que este Presidente fuera del molde no repitió el mismo juramento, se nota que movido por las fuerzas del directo, aunque al final –beyondmath– el orden de los factores no altera el producto.

Al entrar en la lección inaugural, que analizan así varios escritores de discursos, llegó un trío de palabras eufónicas, dos por razones sonoras, la otra por completar el significado del cuadro: humbled, bestowed, grateful. Y esas no hace falta ser prresidente de EE.UU. para suscribirlas por tantas razones.

Anuncios

El día de San Sebastián 2009 + J. Williams

En Washington, ante más de dos millones de personas a lo largo de The Mall y de decenas de millones alrededor del mundo desde sus televisores, computadorasradios y móviles, el Cambio se volvió juramento. Veremos cómo lo cumplen el primer Presidente negro, hawaiano y estandarte de una nueva clase de gobernantes, y su equipo transversal de colaboradores, desde los dos grandes partidos estadounidenses, la banca y el ejército, hasta la galería de nobeles.

Este es el corte del día en otra aplicación made in New York Times, y aquí en una buena traducción.

Y en Donosti.

Diez + Siete

y

sietes

17 de enero de 2009.

Change comes from the base.

obama_video_thefutureEsta mañana unos cuantos millones de personas recibimos este correo antes de que Barack Obama iniciara el viaje ferrolincolneño de Philadelphia a Washington para inaugurar su primer período presidencial el martes que viene.

Volvió a usar la e-rramienta que rsultó determinante en su campaña, ahora para anunciar la transformación de esa plataforma de articulación y lanzamiento en una de acción ciudadana de tinte comunitario y civil. Política al fin, en la línea aristotélica que rescata su verdadera naturaleza, y actualizan en las aulas filósofos como Alfredo Cruz Prados y Alfonso Osorio de Rebellón -no precisamente aristotélico- al hilo de pensadores vinculados a la realidad constitutiva de la política estadounidense, como Alexis de Tocqueville.

La configuración de las polis nos la damos todos sus miembros, y un poder público se encarga de administrarla, pero esa forma concreta de entender la vida común (ethos) sólo puede surigr, perfeccionarse, y cambiar hacia el progreso desde el protagonismo de base de sus ciudadanos.

Aquí, los casi dos minutos de discurso del Presidente electo estadounidense que presenta “Organizing for America” con el habitual estilo que nos hace revisitar el diccionario para encontrar un par de los significados de esa palabra inglesa que suena tan bien: compelling.

Change.

Felizmente, en este mundo material que habitamos «nada es más permanente que el cambio» y cuando además del adjetivo responsable, le sumamos también el palabro importado bene volente, trasciende la mera materia y se hace progreso con sentido, consentido, en el mayor ejercicio de la libertad: el compromiso vivo, no del que  tiene en el banco, sino del que cultiva un vivero.

Cuando la gracia nos encuentra para contarnos esto más allá de saberlo, es cuando más cerca estamos de entender el Alma de todo, de dejar de actuar como o de temer ser materia animada o inerte y al fin de sentirnos trascendentemente vivos ¿Cómo se hace para dar suficientes gracias por toda esa Gracia como el regalo que es? Cuando poco más se puede hacer que cuidarla con la vida, por encima de las limitaciones.

Es un texto de Agosto Errota que encontré hoy que abrí el editor del blog para dejarles el soportal del NY Times que prepara el renacimiento político mediático gringo y en consecuencia mundial, bajo la marca Change.

Abadía. Actúa, inventa algo.

La contra de La Vanguardia, por fortuna en abierto… al menos unas horas, pone la grabadora a Don Leopoldo y subraya aquel consejo que dio en Pamplona el año pasado (hace tres semanas, pero queda más atemporal): «Optimismo: sacar el mejor provecho posible de la situación concreta que tenemos delante.»

Como suele pasarnos a los que estamos de este lado del Meridiano de Greenwich (“o Grínich” dirían periodistas locales de corbata cara y camiseta… mojada) llegamos tarde para contarlo primero, y tan bien al hilo de la reflexión ¿Dónde y qué compensa más optimizar que la familia? Pero la hisotria es la misma, y sólo en el huso tiene este estampado de 111 palabras.

Puntoyseguido. 50años. fcom . y seguido

Los alumnos de ‘Edición de Diarios y Revistas’ de la fcom de la Universidad de Navarra han presentado hoy el suplemento Puntoyseguido.

32 páginas sobre 50 años de aprender y enseñar a hacer mejor periodismo, irradiado a todos los husos horarios, y además ¿cómo iba a ser de otra forma? una resonancia magnética del estado de la profesión, seguida por un holograma de lo que sigue y ya está circulando por el edificio de Vicens.

Este notable proyecto de clase entintado con la mirada docente y periodista de Miguel Ángel Jimeno se llama como la actitud que se respira en la Facultad: Poner el mejor Puntoyseguido.

Los de 4º  de Periodismo son los artífices, Paco Sancho y Luis Guinea los profesores corresponsables. No dejen de hojear el suplemento con  la aplicación issu, o mejor aún, descárguenlo para tomarse un café largo con él.

La 98.3 le pone el color del audio al final de esta nota. Haber podido asomarse a algunos de esos años no sólo es un privilegio y una responsabilidad.  Y cuántos puntoyseguidos más quedan por poner.